Complicaciones de las lentillas

Las lentillas no tienen complicaciones si los usuarios cumplen las normas de uso y mantenimiento de las lentillas.
La primera prescripción debe ser realizada por el profesional, Optometrista u Oftalmólogo especializado y debe realizar consultas de revisión frecuentes.

A. Medicación puede impedir una buena adaptación a las lentillas.

La inadaptación o la incomodidad con las lentillas no siempre se debe a la lentilla. Es frecuente que el uso o la toma de cierta medicación pueda hacer alteraciones visuales, damos algunos ejemplos:

Antihistamínicos – NO DEBERÁ USAR LENTES DE CONTACTO. Los antihistamínicos, pueden provocar el ojo rojo, sensibilidad a la luz, ojo seco, ojos llorosos y visión borrosa.

Anticonceptivos y para la hipertensión – puede hacer el ojo seco. Deberá usar lagrimas artificiales con las lentillas.

Analgésicos – pueden producir visión borrosa, visión doble y miosis (estrechamiento de la pupila).

B. Ojo rojo, incomodidad y visión borrosa pueden ser por una conjuntivitis o erosión corneal. Es frecuente en usuarios de lentillas que no cumplen las normas de uso y mantenimiento de las lentillas. Deberá retirar las lentillas en cuanto sea posible y consultar el especialista. Dependiendo, si tiene o no dolor es motivo de urgencia. Una buena evolución del tratamiento va a depender del rápido reconocimiento de las complicaciones.

Dormir con las lentillas, usar las lentes muchas horas sin descanso, lentes rotas o no substituir las lentillas en el periodo recomendado, son factores principales de complicaciones serias.

El ojo rojo, sensación de cuerpo extraño y ojo seco pueden deberse al tipo de cosmética o maquillaje ocular que se utiliza. Muchos productos no respectan el equilibrio ocular y llevan al abandono e intolerancia de las lentillas.
Utilice productos indicados para usuarios de lentes de contacto.

C. Queratitis superficial es frecuente en usuarios de lentillas que no cumplen las normas de uso, por toxicidad (por ejemplo, si ha usado peróxido sin neutralización), hipoxia (falta de oxígeno en la córnea) e por disecación de la lente. Siente dolor cuando retira la lentilla. Dependiendo de la gravedad de los síntomas, es caso de urgencia. Después del tratamiento debe consultar el Optometrista/Contactólogo.

D. Queratitis microbiana y abrasión corneal son complicaciones graves, consulte el médico Oftalmólogo. El dolor en estas situaciones no mejora cuando retira la lentilla.

E. Queratitis por Acanthamoeba es una infección rara que puede llevar a la ceguera permanente o a la perdida del ojo. La Acanthamoeba ataca los usuarios o no usuarios de lentillas, atacando especialmente persona con deficiencia en el sistema inmunitario. El paciente tiene los mismos síntomas de una conjuntivitis (ojo rojo, lagrimeo intenso, sensibilidad a la luz, visión borrosa y sensación de cuerpo extraño) y puede tener también fuerte dolor de cabeza.

La Acanthamoeba es un microorganismo que se puede encontrar en lagos, suelos, piscinas, spas y en agua del grifo. Si existe un pequeño traumatismo corneal y el contacto con el microorganismo en las situaciones anteriormente descritas, ocurre la infección. Atención, NO ES LA LENTILLA que provoca la infección. Es la mala higiene y los comportamientos de riesgo con los ojos que llevan a los traumatismos y riesgo de infección.

NO IGNORE NINGÚN SÍNTOMA Y CONTACTE CON SU MÉDICO OFTALMÓLOGO INMEDIATAMENTE.

Reduzca el riesgo de infección siguiendo las normas de higiene para los buenos ojos:

  • Antes de poner las lentillas en el estuche debe frotar y aclarar
  • Sustituir el estuche de las lentillas cada 3 meses, siendo lo ideal cada mes
  • Siempre que use las lentillas sustituya el liquido del estuche
  • No ahorre con las lentillas, sustituya las lentillas dentro del plazo recomendado. Piense que una pizza es más cara que comprar lentillas para tres meses.
  • Evite nadar o tomar ducha con las lentes de contacto
  • Consulte con su Optometrista u Oftalmólogo en caso de dudas. No ahorre, aunque tenga que pagar honorarios profesionales porque es un deber justo para quien le presta un servicio.